Breve historia de la Passive House

¿Cuáles son los orígenes de lo que actualmente conocemos como Passive House o “casa pasiva”? ¿De dónde viene exactamente este término? ¿Cuándo se construyó verdaderamente la primera edificación de estas características?

Lo primero que hemos de tener muy presente es que la Passive House no fue “inventada” como tal. Fueron los principios que rigen la casa pasiva los que fueron descubiertos. Prestando atención a la naturaleza y a nuestro entorno descubriremos muchas más cosas revolucionarias e innovadoras de lo que imaginamos. En palabras de Marcel Proust: “El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener unos ojos nuevos.“

“El progreso se logrará si la educación puede conseguir una sociedad en la que sepamos al menos tanto como nuestros ancestros, cosa que tampoco sucede ahora necesariamente. Hoy en día la gente sabe cómo usar un montón de artilugios, pero puede no ser capaz de resolver problemas y mejorar su vida directamente. (…).

Todo esto no me lleva a pensar que nos hacemos más inteligentes. Más bien me da la impresión de que solo los artilugios saben cómo regular los edificios y nosotros somos entes pasivos. Ya no tenemos ni idea de los principios básicos y nos limitamos a confiar en artilugios que hemos aprendido a manejar de manera pasiva.”

Anupama Kundoo, 30 Visiones de la Sostenibilidad

Los principios de la Passive House y la civilización clásica

Como nos recuerda el arquitecto Micheael Wassouf, los orígenes de la arquitectura pasiva se remontan prácticamente a los orígenes de la civilización. Puesto que la clave principal sobre la que se sustenta este concepto no es otra que la adaptación a las condiciones climáticas y geográficas del entorno en donde la arquitectura se desarrolla.

Sócrates (469-399 a.C.) fue pionero en dejarnos las primeras palabras sobre este tipo de teorías. Su Megaron, a partir de la casa griega, modificó la planta en forma trapezoidal, buscando ser más eficiente energéticamente. De esta forma se consiguió captar más energía solar en invierno y mantener el confort en épocas más cálidas.

“En las casas orientadas al sur, el sol penetra por el pórtico en invierno, mientras que en el verano el arco solar descrito se eleva sobre nuestras cabezas y por encima del tejado, de manera que hay sombra.”

Marco Vitruvio (80-70 a.C.-15 a.C.), con su tratado De architectura, supuso un referente ineludible para los arquitectos renacentistas. Sus modelos conceptuales descansaban en tres principios: belleza (venustas), firmeza (firmitas) y utilidad (utilitas). Suya es la siguiente reflexión, casi orgánica, acerca de cómo debía concebirse el diseño de la casa pasiva:

“Si deseamos que nuestros diseños de casas sean correctos debemos comenzar por tomar buena nota de los países y climas en que estas van a construirse. Un tipo de casa parece apropiado para Egipto, otro para España … otro aún diferente para Roma, y así sucesivamente con las tierras y países de características diferentes. Ello es tal porque una parte de la tierra se encuentra directamente situada bajo el curso del sol, otra dista mucho de él, mientras que otras se encuentran a medio camino entre las anteriores… Es evidente que los diseños de casas deberían conformarse a las diversidades del clima.”

Algo en apariencia tan lógico que ha ido pasándose por alto, contradictoriamente, en cierta tendencia antinatural que ha dado la espalda al medio ambiente y a la conexión de las construcciones con el propio entorno en el que se levantan. El aprovechamiento de los recursos de forma inteligente y eficiente es conocimiento del pasado que no debemos olvidar en nuestro futuro. Puesto que es clave para la innovación.

Otros orígenes y referencias históricas de la arquitectura pasiva

Los esquimales conocen de primera mano los principios fundamentales que sustentan una casa pasiva. Sus característicos iglúes parten de estas bases. También los indígenas de zonas tropicales han empleado elementos propios de lo que hoy forma parte del estándar Passive House como el sistema de ventilación cruzada.

En diversas regiones climáticas del mundo, cuando los edificios se construyen bajo la lógica del equilibrio con el entorno, los recursos y la eficiencia, no se requieren prácticamente sistemas de calefacción y tampoco de refrigeración. Podemos observar este tipo de ejemplos en las casas tradicionales del sur de China o en algunas partes de Irán. Las «casas pasivas» siempre han existido, aunque no se conocían bajo esa denominación.

En los años 90, Bo Adamson fue el primero en calificar estas casas tradicionales chinas como “casas pasivas”; y en cuestionarse si efectivamente dichos principios podrían ser extrapolables a las regiones europeas y desarrollar estudios al respecto.

Passive House: casa islandesaEn el siglo XVII, en Islandia, hay referencias de características pasivas en sus casas tradicionales, eficientes térmicamente en las inclemencias propias de un clima tan variante y extremo. Los islandeses construyeron casas de turba, cuando la madera escaseó (especialmente por una crisis de deforestación europea). Aunque no poseían sistemas de ventilación suficientes para considerarlas Passive House.

Pero la primera construcción Passive House totalmente funcional en este sentido fue un barco. Hablamos del navío de investigación polar “Fram”, del explorador noruego Fridtjof Nansen (1893). Este barco zarpó de Bergen (Noruega) el 2 de julio de 1893 hacia su destino, el océano Ártico. La propia descripción de Nansen (“Farthest North”, Brockhaus, 1897) recogida por Passipedia (The Passive House Resource) es emocionante y sobrecogedora:

Passive House: buque Fram

“Los costados de la nave estaban forrados con fieltro de alquitrán; luego había un espacio con relleno de corcho; otro revestimiento; una gruesa capa de fieltro; otra capa siguiente de linóleo hermético, y por último, un panel interno. El techo del “salón” y los camarotes suponía un espesor total de alrededor de 15 pulgadas (unos 38 cm). La claraboya más expuesta al frío estaba protegida por tres paneles de vidrio, uno dentro del otro, entre otras formas… El Fram es una morada cómoda. Aunque el termómetro indique 22° sobre cero o 22 ° debajo de él, no tenemos fuego en la estufa (…)”.

El nacimiento del estándar Passive House contemporáneo

La primera referencia del uso del término pasivo, en relación con este tipo de preocupaciones bioclimáticas, se relaciona con la publicación en 1979 de The Passive Solar Energy Book: A complete guide to passive solar home, greenhouse and building design, de Edward Mazria.

El hito más significativo en la investigación, el desarrollo y la consolidación del estándar Passive House o PassivHaus contemporáneo tiene que ver con la llamada Philips Experimental House (la casa experimental Phillips), a mediados de los 70 en Alemania. Un significativo proyecto de investigación llevado a cabo por Hörster y Steinmüller (entre otros miembros del equipo), con financiación del Ministerio Federal de Investigación.

La casa Phillips se trataba de una vivienda experimental súper-aislada, equipada con intercambiadores de calor de suelo, ventilación controlada, tecnología de bomba de calor y sistema de aprovechamiento de la luz solar.

Estaba «habitada» por una computadora que sirvió para testar, calibrar y explorar las oportunidades de la eficiencia energética y el uso de fuentes de energía renovables en la construcción de viviendas. Estos estudios mostraron un ahorro potencial de energía muy interesante solamente gracias al uso de sistemas pasivos.

La eficiencia energética, y las características que define el estándar Passive House, no suponen conceptos futuristas, tecnificados o altamente complejos. Se trata de principios que rigen nuestros ecosistemas y entornos naturales. La construcción ha de fluir de forma equilibrada con el lugar en el que se integra. Ha de facilitar la vida y la salud de los habitantes, resolviendo sus necesidades, sin alterar el compromiso habitacional con el medio ambiente. En definitiva, ha de ser sostenible.

Si quieres saber más sobre qué implica el estándar Passive House y cuáles son sus características principales, ¡no te pierdas este post!

2019-05-15T15:41:23+00:00Sostenibilidad|

Escribe tu comentario