El Blog de Knauf

soluciones de fachada

LAS FACHADAS EN LA HISTORIA. SOLUCIONES AQUAPANEL

| 0 Comentarios

Si te gusta, compártelo :)

    Lo primero es saber qué entendemos por fachada, que no es más que la piel exterior de un edificio. La norma la define en concreto como el cerramiento exterior en contacto con el aire con una inclinación superior a 60º con respecto a la horizontal.

    FACHADA CTE

    Las primeras soluciones constructivas estaban resueltas como muros de carga, generalmente de piedra, siendo habitual incluso hasta mediados del siglo XX el realizarlas de una única hoja de ladrillo de un pie o un pie y medio (24 cm – 36 cm). Los forjados se apoyaban entonces en el grueso de la hoja. A partir de 1940 empiezan a surgir con más fuerza en España las estructuras de hormigón (vigas y pilares), por lo que la fachada se libera de su función estructural y puede por lo tanto ser más ligera, pasando a ser de medio pie (12 cm). Posteriormente se  añade una segunda hoja interior que creaba una cámara de aire intermedia. No es hasta la entrada en vigor en 1979 de la primera normativa,  que impone un mínimo de calidad en la edificación, que se comienzan a colocar aislamientos en dichas cámaras.

    Pasamos pues a la tipología básica de dos hojas con aislamiento intermedio. La composición de esas dos hojas está formada históricamente por  una exterior de ladrillo caravista o ladrillo hueco con acabado decorativo y una hoja interior de ladrillo hueco de menor espesor enlucido con yeso. Con la introducción en España de la placa de yeso laminado, se tiene la alternativa de instalar la hoja interior con un trasdosado formado por estructura metálica, aislamiento y placa.

    los tres muros

    Estos sistemas en su momento resultaban  correctos para una norma, la NBE-CT-79, que posteriormente se ha demostrado claramente insuficiente, por no llevar los edificios al nivel de habitabilidad y confort  (sobre todo acústico y térmico) que el usuario exige actualmente.  No fue hasta el 2006, con la publicación del nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE), cuando se pudo corregir esta carencia.

    Y por último, ya en el 2013, gracias a toda la legislación europea que fomenta el ahorro energético, se publica una nueva actualización  del Documento Básico DB-HE “Ahorro de energía” del CTE, con mayores exigencias en los aislamientos térmicos. Esta no es más que la primera de varias aproximaciones, que se van a ir introduciendo hacia el objetivo final de conseguir edificios de consumo de energía casi nulo (construcciones altamente eficientes energéticamente, en los que las necesidades de energía para su correcto funcionamiento es mínima). Esto es tan importante para el nivel de confort,  como por la necesidad de reducir el nivel de emisiones de CO2 a la atmosfera.

    Por lo tanto, podemos ver que las exigencias técnicas exigibles a una fachada han crecido de una forma exponencial, por lo que necesitamos soluciones constructivas que las resuelvan de manera eficaz. Tanto en obra nueva como a través de la rehabilitación de los edificios existentes.

    Knauf, en ese sentido, desde hace  años está trabajando con los sistemas Aquapanel ® de fachadas, unas soluciones avanzadas con unas rentabilidades que están fuera del alcance de las construcciones convencionales.

    Tabiques:

    Sistema Aquapanel  WM 311C, tabique de fachada con doble hoja.WM311 CON SECCION

    Sistema Aquapanel  WM411C, tabique de fachada con doble hoja y placa intermedia

    WM411 CON SECCION

    Sistema Aquapanel   WM111C, tabique de fachada de una hoja preparado para recibir una fachada ventilada exterior.

    WM111 CON SECCION

    Rehabilitación exterior:

    Sistema Aquapanel WL, trasdosado que reviste fachadas por el exterior.WL12  y WL32 CON SECCION

    A esta familia se le ha añadido recientemente un sistema nuevo:

    Sistema Aquapanel  WE32, tabique de fachada con una hoja y aislamiento térmico exterior  (SATE). Tanto con EPS (poliestireno expandido) Como LM (lana mineral)W321 y W322 CON SECCION

    Este sistema aporta a la nueva construcción una gran eficiencia energética  en la envolvente térmica de un edificio, consiguiendo además eliminar los temidos  puentes térmicos. Todo ello con las ventajas que siempre aportan los sistemas de construcción en seco, de ligereza, menor espesor, rapidez de ejecución y calidad de acabados.

    Si te gusta, compártelo :)

      Autor: ENGRACIA ARIAS

      Arquitecta Técnica por la UPV. Con experiencia en el mundo de la construcción en seco desde hace más de 20 años. Diploma por la UPV de especialista en rehabilitación energética y accesibilidad. En constante formación.

      Deja un comentario

      Campos requeridos marcados con *.


      Translate »